Tracunhaém es la "Capital de la artesanía cerámica"

Figuras de cerámica - Tracunhaém PE
Figuras de cerámica - Tracunhaém PE

El principal atractivo de Tracunhaém es la transformación de la arcilla en piezas utilitarias y decorativas, convirtiéndola en la principal fuente de ingresos y empleo de la región.

La ciudad de Tracunhaém se encuentra a 55 km de Recife.

El municipio tiene un nombre de origen indígena, que significa “sartén de hormigas”, y se destaca por la elaboración de santos, animales y piezas utilitarias, utilizando arcilla como materia prima.

El municipio de Tracunhaém, ubicado en Zona Forestal de Pernambuco, recibió el título de “Capital de la Artesanía Cerámica” por la Asamblea Legislativa de Pernambuco.

El lugar es uno de los polos cerámicos más importantes del estado.

Ver el vídeo “Tracunhaém es la Capital de la Artesanía”

Tracunhaém la ciudad de la artesanía en barro

Prácticamente el 50% de la población sobrevive, directa o indirectamente, de la transformación del barro en piezas utilitarias u obras de arte.

Son los trabajadores anónimos que trabajan en las alfarerías de la ciudad o los diversos artesanos famosos de la ciudad, algunos de ellos conocidos incluso fuera de Brasil.

En su justificación afirma que “gracias a la visión emprendedora y atrevimiento de los artesanos, Tracunhaém es conocida en el estado de Pernambuco como la ciudad turística de la artesanía del barro, cuyos artistas, que con su conocimiento y vocación, transforman el barro en extraordinario funciona ".

Figuras de arcilla Tracunhaém
Figuras de arcilla Tracunhaém

Además de las cerámicas utilitarias, que datan de la época colonial, Tracunhaém destaca por su arte figurativo y decorativo en arcilla, creando santos, ángeles, animales, como el famoso león con rizos y figuras humanas.

Las figuras de arcilla están inspiradas en imágenes cotidianas, de la cultura popular y, sobre todo, de fe religiosa.

Tracunhaém se hizo tan prominente como centro artístico que algunos de sus artesanos terminaron adoptando el nombre de la ciudad como apellido, y solo así se identifican. Muchos artistas son hijos o “nietos de alfareros.

Son personas que aprendieron a modelar arcilla en su infancia, iniciando la producción de cerámica figurativa, que luego se convirtió en un punto de referencia, tanto para la ciudad como para el arte popular brasileño ”.

Los artistas de Tracunhaém utilizan la arcilla como principal materia prima para la elaboración de cerámicas utilitarias y decorativas. Los santos producidos por artesanos locales son famosos a nivel nacional.

Entre los años setenta y ochenta, la ciudad fue visitada obligatoriamente por intelectuales y artistas brasileños que pasaban por el estado de Pernambuco.

Cuando estuvo en Recife, en 1980, el Papa Juan Pablo II tomó una imagen de Nossa Senhora do Carmo producida en Tracunhaém.

Para el diputado "se merece el título de" Capital de la Artesanía Cerámica "debido a la actividad en el sector cerámico que predomina en el municipio de Tracunhaém, cuya producción tiene un estilo propio que garantiza el reconocimiento estético de las piezas producidas en la localidad" .

El parlamentario también destaca que, por otro lado, el homenaje busca valorar y honrar al artista artesano que, con su bello arte, es parte de la historia y construcción de la ciudad.

Artesanías De Arcilla

El arte del barro es una actividad milenaria que existe desde hace más de 3.000 años antes de Cristo.

Artesanías De Arcilla
Artesanías De Arcilla

En Brasil es una práctica muy representativa de la cultura popular.

Es un legado dejado por los indígenas. Las mujeres indias confeccionaban juguetes de barro para sus hijos y objetos domésticos como comederos, cuencos, cuencos, ollas y los modelaban según su creatividad y / o necesidad, y los pintaban con pinturas fuertes y coloridas, inspiradas en la naturaleza.

La artesanía en barro es una producción espontánea que nace de la sensibilidad y el ingenio del artesano.

El matuto es astuto y tiene una imaginación fértil para crear. Utiliza arcilla para hacer algo que le da placer, belleza y arte, haciendo de la artesanía una fuente de ingresos para su sustento.

Los artesanos de la arcilla son artistas anónimos repartidos por el interior del norte y noreste de Brasil. Em muitos municípios do Nordeste do Brasil e, em particular, em Pernambuco, é grande a prática do artesanato de barro, fabricado de forma rústica em Caruaru, Tracunhahém e Goiana, que são as cidades que mais se destacam na produção de cerâmicas utilitárias e ornamentais en el estado.

En Caruaru, la práctica de la artesanía en arcilla se originó en Alto do Moura, lugar donde vivía Mestre Vitalino, quien se destacó en la producción de artesanías en Pernambuco y se convirtió en el alfarero más conocido del Nordeste. Sus esculturas tuvieron y siguen teniendo éxito en Brasil y en el exterior.

Tracunhaém, ubicado en el bosque norteño del estado de Pernambuco, es conocido como el “polo cerámico”, porque la mayoría de la población se dedica a la producción de santos de arcilla.

Entre los principales artesanos de esta región se destaca Zezinho de Tracunhaém, quien modela sus piezas representando a Santo Antônio, São Pedro, São José, Padre Cícero y otros.

Goiana, la tierra de arcilla, ubicada a 50 kilómetros de Recife, tiene como principal actividad el modelado de imágenes de arcilla que se asemejan a los santos patronos de la Iglesia Católica (São Pedro, Santo Antônio, Santo Expedito) y figuras representativas del folclore de la Zona da Mata, como el cazador de cangrejos, el vendedor de piñas, el recolector de cocos, el pescador.

También están representadas las heroínas del Tejucupapo, maracatu campesinos, pastores, lavanderas, mendigos, carboneros y varias otras representaciones que expresan y enriquecen la cultura regional.

Los artistas más destacados en la artesanía en arcilla son Zé do Carmo y Gercino Santos, ambos reconocidos internacionalmente por su talento y creatividad.

Arte de moldear arcilla o arcilla

El modelado ha existido desde los albores de la humanidad. En la antigüedad moldearon la arcilla y la transformaron en piezas utilitarias y representativas.

Video arte de modelar arcilla o arcilla en Tracunhaém

Arte de moldear arcilla o arcilla en Tracunhaém

Incluso en civilizaciones posteriores, el modelado siempre estuvo presente en jarrones, máscaras, objetos decorativos y mucho más.

Entonces podemos definir el modelado como el acto de moldear, ajustando manualmente la forma de materiales como arcilla, arcilla y otros materiales maleables y transformándolos en objetos tridimensionales. Incluso con las tecnologías, sigue siendo una práctica muy artesanal.

A diferencia del dibujo y la pintura, el modelado nos da una vista desde todos los ángulos y lados de la estructura e incluso podemos ver su textura.

Como forma de expresión simbólica y lúdica, el acto de manipular la arcilla se convierte, además de educativo, en una forma de expresión placentera y lo tridimensional pasa a representar un nuevo conocimiento adquirido a través del dibujo.

La arcilla y la plastilina son las más utilizadas por los artistas en la realización de sus obras.

Incluso en tiempos remotos, la arcilla fue muy utilizada en la elaboración de vasijas y figurillas, en urnas funerarias y siempre estuvo relacionada con la existencia, la vida.

Los primeros artefactos modelados en arcilla eran sencillos y algunos tenían diseños geométricos como los encontrados en la Prehistoria. Con el tiempo se mejoraron las técnicas, se perfeccionó el modelado y se añadieron a la pieza los pigmentos naturales o arcillas coloreadas.

La civilización griega es la más representativa en la expansión de las técnicas cerámicas. Hicieron la quema y pintura y clasificaron las piezas por funcionalidad. Los artefactos y jarrones estaban decorados en rojo y negro. Los griegos son considerados los mejores alfareros del mundo.

Con la prosperidad del modelado en arcilla, la cerámica, otros pueblos empezaron a desarrollar otras técnicas, como los chinos, que empezaron a quemarlas para hacerse más fuertes y utilizar caolín (polvo blanco) que hacía traslúcida y ligera la pieza, la porcelana.

La cerámica se extendió por todas partes y adquirió nuevos componentes, formas y usos. Lo que antes era puramente útil se ha convertido también en decorativo.

En el modelado también se utilizaron otros materiales, como el yeso.

En Brasil tenemos ceramistas importantes como el maestro Vitalino, un hombre sencillo y de gran creatividad. Sus piezas muestran la vida de los habitantes del noreste en figuras sencillas. Para un mejor conocimiento, visite el sitio web:

Las Paneleiras de Goiabeiras, patrimonio cultural del IPHAN, producen vasijas de barro, función heredada de sus madres y que tiene como origen la cultura indígena.

Crearon una cooperativa (todo se moderniza), la Associação das Paneleiras de Goiabeiras, que genera ingresos para las familias que trabajan allí.

El modelado estimula la sensibilidad y la creatividad a través del lenguaje artístico experimentado en la transformación del material modelado. Muy importante y no solo como medio de vida, sino con trascendencia para la práctica educativa de enseñar arte en la escuela.

La arcilla es una denominación genérica en la que se han agrupado innumerables mezclas de arcillas con los más variados tipos de impurezas.

Los diversos minerales, óxidos metálicos y materias orgánicas, asociados a las arcillas en muy diversas proporciones, hacen innumerables las variedades de arcillas y de muy diversas características, ya sean crudas o cocidas.

Nótese que en una misma extracción es habitual encontrar tipos muy diferentes de arcilla dependiendo, por ejemplo, de la profundidad a la que se excava.

Las arcillas son rocas normalmente de origen sedimentario y originadas por la alteración de rocas silicatadas.

Los minerales que los componen son básicamente caolinita, illita o montmorillonita. Desde el punto de vista químico, las arcillas son aluminosilicatos hidratados con especies muy variadas de fórmula genérica.

Cómo modelar arcilla o arcilla

La arcilla es un material utilizado desde la antigüedad para la fabricación de objetos de uso diario y decoración.

Trabajar con arcilla requiere poco más que tus manos. Las técnicas avanzadas incluyen una variedad de herramientas como un tornillo de banco o un torno de alfarero que tienen un plato giratorio para ayudar a dar forma a una pieza. Con un poco de práctica es posible hacer jarras, tazas, ollas, sartenes, platos y cuencos.

A. Moldear arcilla (arcilla) a mano

Moldeando la arcilla con tus manos
Moldeando la arcilla con tus manos

1. Prepara la arcilla (arcilla)

Una buena arcilla debe ser lo suficientemente suave para trabajarla directamente con las manos fuera del empaque.

Pero puede lograr este efecto amasando la arcilla, que será flexible y libre de burbujas de aire o gránulos. Este proceso se llama acuñamiento.

  • Coloque un trozo de arcilla sobre una superficie porosa como hormigón o lienzo.
  • Presiona la masa con la palma de una mano y empújala hacia adelante.
  • Estire y doble la arcilla a medida que la acerca a su cuerpo. Es como amasar pan.
  • Repite los movimientos hasta que la arcilla esté uniforme y consistente (unas 50 veces).
Moldeando la arcilla con tus manos
Moldeando la arcilla con tus manos

2. Usa el método clásico

Amasar arcilla con los dedos debe ser la forma más antigua y práctica de trabajar con este material. Cuando la arcilla esté uniforme, usa tus dedos para dar forma a lo que quieras. Es posible hacer un cuenco, por ejemplo, con la ayuda de esta sencilla técnica:
Toma un trozo de arcilla y haz una bola.

  • Colóquelo contra la mesa en la que está trabajando y empújelo ligeramente hacia abajo, pero manténgalo en su lugar.
  • Haz un pequeño agujero en el centro de la bola. Esto ayudará a abrir la arcilla.
  • Tire de la arcilla hacia los lados, horizontalmente y comience a abrir el interior del recipiente.
  • Apriete los lados de la arcilla y tire hacia arriba para hacer el cuenco.
  • Sigue presionando y estirando hasta obtener la forma y el tamaño que imaginaste.
Moldeando la arcilla con tus manos
Moldeando la arcilla con tus manos

3. Pruebe la técnica de la bobina.

Hacer objetos juntando pequeños rollos de arcilla es versátil y solo requiere manos. Empiece moldeando un trozo de arcilla.

  • Separa la arcilla en varios trozos pequeños del mismo tamaño.
  • Hacer bolas.
  • Coloque sus palmas sobre la arcilla y haga un movimiento de desplazamiento hacia adelante y hacia atrás y produzca los carretes largos y delgados.
  • Continúe el movimiento hasta que sean largos.
  • Deténgase cuando obtenga el grosor deseado. Pueden volverse más delgadas o más gruesas según lo que vayas a hacer (esto determinará el grosor de la pieza).
  • Modelalo a tu manera. Para hacer un tazón redondo, por ejemplo, coloque las bobinas en un círculo, apriete y alise con los dedos.
    Apile las "serpientes" una encima de la otra hasta que tengan la forma correcta.
  • Usa los más pequeños para cerrar el utensilio (para dar forma al fondo, por ejemplo). Es posible hacer un plato redondo y luego pegarlo a la pieza que forma la base.
  • Presione ligeramente las bobinas para asegurarlas y alisar los lados del objeto.
Moldeando la arcilla con tus manos
Moldeando la arcilla con tus manos

4. Producir mosaicos.

Es posible producir objetos de diferentes formas a partir de la unión de “láminas” planas de arcilla. Una buena sugerencia es hacer una pequeña caja de terracota:

  • Con la ayuda de un rodillo o similar, abre un trozo de arcilla.
  • Use un cuchillo u objeto afilado para cortar las baldosas. Para hacer una caja, corte las tablas en cuadrados o rectángulos del mismo tamaño.
  • Un buen consejo es utilizar un objeto como guía. Coloca un cuadrado de papel sobre la arcilla y corta las “láminas” con el cuchillo usando el molde como base.
  • Después de cortar todas las piezas, haga pequeños cortes a lo largo de los bordes. Esto ayudará al fusionar una parte con otra al ensamblar la caja.
  • Une una pieza a otra. Presione suavemente los dedos o una herramienta pequeña para alisar los bordes.
  • Repite la acción hasta que las partes de la caja se peguen.
Moldeando la arcilla con tus manos
Moldeando la arcilla con tus manos

5. Usa una extrusora.

Esta es una herramienta que puede hacer “mechones”, “cabellos”, “serpientes” y cilindros de arcilla de una manera muy práctica. Las mini extrusoras se pueden comprar en tiendas especializadas de cerámica o en Internet. Coloca un trozo de arcilla dentro del aparato.

Utilice la palanca para empujar la arcilla y producir las formas deseadas, como círculos o cuadrados. De esa forma conseguirás bobinas o placas para moldear la cerámica.

B. Usando el torno de alfarero

Arcilla - Usando el torno de alfarero
Arcilla - Usando el torno de alfarero

1. Utilice el torno.

Esta herramienta puede ser manual o eléctrica. Prepare el equipo antes de moldear la arcilla:

  • Establezca la dirección de rotación correcta (en sentido antihorario si usa la mano derecha y en sentido horario si es zurdo).
  • Instale la placa firmemente en la base. Esto ayudará a reducir las salpicaduras y la caída de material durante el trabajo.
  • Ajuste la altura del tornillo de banco para que se siente cómodamente durante el moldeado.
  • Enchufe en el tomacorriente si el aparato es eléctrico.
  • Pruebe el funcionamiento de la rueda para asegurarse de que gira correctamente antes de usarla.

2. Prepare la arcilla.

Aplástalo sobre una superficie porosa, empuje con los dedos y tire hacia atrás. Repita el proceso hasta que sea flexible, consistente y uniforme en apariencia.

Poner arcilla en la rueda de alfarero
Poner arcilla en la rueda de alfarero

3. Coloque arcilla en la rueda de alfarero.

Haz una bola de arcilla y colócala en el medio del plato giratorio.

centrar la arcilla
centrar la arcilla

4. Centre la arcilla.

Con las manos aún secas, toque la arcilla para asegurarse de que esté justo en el medio de la rueda. Empiece a mover el tornillo de banco muy lentamente y vigile el material para mantenerlo en el centro sin doblarlo.

5. Mójese las manos.

Ahora que la arcilla está en el lugar correcto, es hora de moldear. Es importante mantener las manos mojadas mientras trabaja en el torno. Hacer esto hace que la superficie de la cerámica sea suave (muy húmeda como el barro) y más fácil de moldear. Deja un cuenco o una olla con agua para humedecer cuando lo necesites.

Moldeando la arcilla con tus manos
Moldeando la arcilla con tus manos

6. Al principio, el juego es bastante simple.

Empiece a girar el torno hasta que aumente la velocidad. Coloque sus manos alrededor de la arcilla y apriete ligeramente mientras gira la base. Entonces comenzará a dar forma al objeto. Con un poco de práctica, podrás manipular la arcilla y moldear lo que quieras.

  • Para producir un utensilio alto, como una taza, empuje el material hacia el centro. Esto hará que la arcilla se mueva hacia arriba.
  • Para darle forma a algo un poco más ancho como un cuenco, presione ligeramente la arcilla para que se extienda hacia los lados. Luego vaya dando forma con las manos presionando hacia abajo hasta obtener la forma correcta.
abre la arcilla
abre la arcilla

7. Abra la arcilla.

Los dedos funcionan como una herramienta. Colóquelos en el medio de la bola de arcilla mientras gira el torno. Hacer un pequeño agujero, pellizcar y tirar con los dedos, con toda la mano o con una herramienta para conseguir la abertura del tamaño necesario para dar forma al utensilio.

  • Para hacer tazas y jarras, que son más altas, mantenga el interior de la pieza relativamente estrecho.
  • Ensanche la pieza de arcilla si está haciendo un plato o cuenco, por ejemplo.
moldear la arcilla
moldear la arcilla

8. Modele la arcilla.

Ve moldeando la arcilla y ábrela de adentro hacia afuera con la ayuda de tus dedos. Esto adelgazará las “paredes” de la pieza. Sigue trabajando hasta alcanzar tu objetivo.

Para hacer jarrones y tazas que tengan lados más altos, tendrás que tirar suavemente de la arcilla hacia arriba.

Saca la arcilla del torno.
Saca la arcilla del torno.

9. Retire la arcilla del torno.

Limpia el exceso de arcilla del plato giratorio. Luego pasar un alambre estirado o una espátula por debajo de la pieza. Esto separará el objeto de la base del torno. Con cuidado, use una herramienta plana para quitar y colocar la pieza para que se seque.

Mezcle tipos de arcilla para obtener una buena consistencia.

Las tiendas de cerámica y arte ofrecen varias opciones para modelar arcilla. Puede experimentar mezclando diferentes tipos si encuentra que la arcilla no está funcionando bien por sí sola. Una sugerencia es agregar material más grueso si la arcilla es pegajosa o maleable si el producto es duro.

Tracunhaém es la "Capital de la artesanía cerámica"

Guía de viaje y turismo de Pernambuco

Deja un comentario

Debes aceptar la política de comentarios.

*

18 − dieciséis =

Este sitio utiliza Akismet para reducir el spam. Aprenda cómo se procesan sus datos de comentarios.

Ocultar imagen